Ir al contenido principal

Entradas

Última entrada publicada

La puerta del anillo mágico

Alguna vez ya he hablado por aquí de la pretecnología que hacíamos en mi cole; una suerte de labores de costura que iban desde el punto de cruz sobre tapete hasta la vainica fina sobre paño de hilo. Sin duda, fueron los primeros pasos en firme que dieron aquellas de mis compañeras que más adelante optaron por formarse en esta rama de la ciencia tan ligada a los costureros, como todo el mundo sabe.

El caso es que yo era una alumna aventajada. Vaya por delante que no me gustaban las labores, pero es cierto que se me daban fenomenal. Tanto es así que alguna vez mis monjas, siempre en clave de valores, me sometieron a interrogatorios incisivos para animarme a confesar que la autoria de mis trabajos llevaba otra firma. Recuerdo sentir que no podía renunciar a mi reconocimiento ni prostituir mi honestidad para darles gusto y que me dejaran en paz, y siempre negué la mayor: los manteles bordados, los estuches de punto y las vainicas de las servilletas eran cosa mía y de nadie más.

Acabó el col…

Entradas más recientes

Imagen

Con la pata quebrada y los pelos como escarpias

Imagen

Lullabies for me

Cortarrollos

Imagen

La caja de la heparina

El signo de mis circunstancias

Imagen

Aún no había llorado

Imagen

Gracias a cascoporro

Quería decir no, pero he dicho sí

Un camino

¿Qué tal si cada cual a sus cosas?