Ir al contenido principal

Entradas

Última entrada publicada

El momento

Anoche me tocó gestión de explosivos emocionales. Sí. Siempre es por la noche, a la hora bruja, cuando más cansada estoy, cuando la nocturnidad se pavonea ante las angustias y las engorda sin piedad.

Vivir con adolescentes es un sube y baja constante. Si además estamos (todos y todas) de exámenes, la situación se radicaliza exponencialmente: mezcla hormonas, nervios, falta de sueño y ese par de profes (que siempre hay) armados con sartenes por el mango y sed de venganza... y ya se nos va de las manos.

Así que iba yo a beber agua y a darle un beso amoroso a mi hija recién amonestada (por cuestiones domésticas que no vienen al caso), cuando vi esa carita llorosa y pensé: vas a tardar un rato en calmar tu sed.

Me puse en modo Paulo Coelho y abrí turno de desparrame verbal. Cuando me visto de autoridad y me lanzo a pontificar sobre lo divino y lo humano, pienso si no resultaré un pelín excesiva. Hago por escuchar cómo sueno mientras hablo y pienso "¿bajo la intensidad? ¿voy bien as…

Entradas más recientes

Imagen

Dolor y fuerza

Imagen

La cuenta atrás

Imagen

La bici robada

La franja

Imagen

Segovia linda

Cuatro llamadas

Imagen

Fragmento para ti

Imagen

Un nuevo tiempo

Un rincón entre bambalinas

Imagen

Se nos ha roto el corazón