Ir al contenido principal

Entradas

Última entrada publicada

Mis palabras queridas

Las palabras son mis amigas. Lo han sido siempre. Entraron en mi vida, como en la de cualquiera, haciéndome el mejor de los regalos: la posibilidad, el reto, el juego de traducirme y manifestarme.

Desde que tengo memoria recuerdo la fascinación por las palabras y la urgencia por sacarle el mejor partido a mi Scrabbel particular: un tablero mental que me ofrecía posibilidades infinitas. Fue entonces cuando la búsqueda de sinónimos se instaló en mi vida para facilitármela. Tantos años evitando determinadas palabras me hicieron desarrollar la capacidad de expresar lo mismo de mil maneras distintas. Y aquella estrategia que surgió de la incapacidad y el complejo me hizo fuerte y solvente para contar.
Había un juego... Me encantaba. Jugábamos con mi padre algunos días después de comer. Cogíamos un diccionario cuadrado, de tapa blanda, muy flexible; tendría pocas palabras. Buscábamos una y, si en su definición surgía alguna otra cuyo significado desconocíamos, la buscábamos también. Así íb…

Entradas más recientes

Imagen

Una terracita orientada al sur

Imagen

Contemplarse

Imagen

Raíces

Imagen

Que me han echado

Imagen

El alcance de los rayos gamma

Imagen

Hay que reírse más

Imagen

La noche más corta del año

El momento

Imagen

Dolor y fuerza

Imagen

La cuenta atrás